Regala un Poema

Verano
17/04/2017


Te observo en mi recuerdo
cedo y te nombro
y vuelvo mis pasos a aquella tarde en que conocí la noche
y cada que hurgo en mi memoria pasajes de aquel verano
el verano invencible que llevo dentro
brota del fuego verdadero
huyo con el tiempo
desaparezco.

Te observo danzar bajo la lluvia
unos ojos de miel azul
flotando en el Universo,
y guías tus pasos hacia el horizonte inenarrable de besos y sueños
y creas la tarde con tu silueta de sol en crepúsculo eterno
el invierno frondoso que llevo dentro
brota como relámpago en el océano.

Te observo en la noche
cuando la oscuridad duerme
la luna sonríe sobre el rostro de una nube
y llegas sobre un corcel orlado de esperanza
y enciendes las vocales del amor nuevo
la primavera que llevo dentro
brota como un durazno sembrado
por la mano de Dios.


Karina Luz


Dedica este poema a un amor verdadero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

«Aunque tuviera el don de la profecía y descubriera todos los misterios y la ciencia entera, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montañas, si me falta el amor nada soy.» (1-Corintios 13:2)